La oficina

Esta es la historia de mi oficina. Beige y gris. Aquí trabajo todos los días. Mi suplicio. Mi sopor. Mi sustento. Como un voyeur he observado a mis compañeros desde mi escritorio. Su reflejo en el cristal o su gesto a través de las plantas adquieren una nueva dimensión menos cotidiana. Los detalles cobran importancia.

 

Roberto Goya

Un proyecto para http://www.aday.org